domingo, 25 de marzo de 2018

Flores de carnaval




Ingredientes:

- 400 gr de harina 
- 1 pellizco de sal
- 600 gr de leche
- 3 huevos M

- Azúcar blanquilla para rebozar


Preparación:


1. Introducimos en el vaso la harina, la sal, la leche y los huevos. Mezclamos programando 40 segundos, velocidad 6.




2. Seguidamente, colocamos al fuego una cacerola honda con abundante aceite a calentar. Cuando el aceite alcance una temperatura aproximada de 180ºC, introducimos el molde de metal y lo dejamos 1 minuto sumergido para evitar que posteriormente la masa se pegue y por consiguiente nos resulte mas fácil soltarla del molde.


3. Escurrimos el molde de aceite y rápidamente lo introducimos en el recipiente donde esta la masa sin sumergirlo del todo, mas o menos 3/4 partes de la altura del molde.


4. Rápidamente sumergimos el molde mojado con la masa en la cacerola con el aceite caliente y esperamos a que se despegue del molde. Si veis que la masa por si sola no se despega, podéis ayudaros con un utensilio de madera, para no dañar el molde.



5. Por último escurrimos sobre papel absorbente y rebozamos con azúcar.



Quedan super crujientes y con un sabor parecido al de los churros. 



Bon appétit!!!

domingo, 4 de marzo de 2018

Cookies brownie de chocolate



Ingredientes:

- 50 gr harina
- 20 gr cacao puro en polvo
- 1/4 cucharadita de sal
- 5 gr impulsor ( tipo royal )
- 75 gr chocolate  ( 52%  cacao )
- 75 gr chocolate ( 70% cacao )
- 30 gr mantequilla
- 120 gr azúcar
- 8 gr azúcar avainillado
- 1/2 cucharadita café soluble
- 2 huevos M
- 100 gr pepitas choco


Preparación:

1. Introducimos en el vaso la harina, el cacao, la sal y el impulsor. Mezclamos 10 segundos, velocidad 6. Retiramos a un bol y reservamos.




2. Sin necesidad de lavar el vaso colocamos la mariposa y añadimos el azúcar, huevos, café soluble y azúcar avainillado. Programamos 5 minutos, temperatura 37 ºC, velocidad 3 y medio.Cuando termine el tiempo volvemos a programar 5 minutos, velocidad 3 y medio pero sin temperatura.



3. Mientras tanto vertemos en un bol los chocolates y la mantequilla. 




Fundimos  en el microondas a temperatura media y a intervalos cortos, removiendo cada vez  para que la temperatura se reparta por igual por toda la mezcla evitando que el chocolate se queme.



Deberemos conseguir una mezcla homogenea y cremosa.


4. Una vez finalizado el tiempo programado, abrimos el vaso y añadimos el chocolate fundido.



Mezclamos 20 segundos, velocidad 3


5. Incorporamos la mezcla de harina y cacao que teníamos reservada y mezclamos 8 segundos, velocidad 2 y medio.


Bajamos con la espátula los restos que han quedado en las paredes.


y retiramos la mariposa.


6. Vertemos la mezcla en un bol y agregamos las pepitas de choco. Mezclamos bien con una espátula hasta que queden todas bien repartidas por la mezcla.




7. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal y vamos colocando porciones de masa. Podemos hacerlo de dos formas:

Con una cuchara ir colocando pegotes


O dejar que la masa enfrié un poco y con las manos ir formando bolitas.


A mi me gusta más la segunda opción ya que quedan con una forma mas bonita y una superficie lisa, mientras que de la otra manera quedan mas irregulares y con una superficie mas rugosa.

8. Horneamos 9 minutos a 190ºC, calor arriba y abajo con aire.

Aquí tenéis el resultado final de las formadas con cuchara.


Y aquí el resultado final las formadas con la mano



Cada una que elija la opción que mas le guste.

Quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro. Exquisitas !!!!






                               Bon appétit!!!

viernes, 1 de septiembre de 2017

Panecillos de viena



Ingredientes:

- 1 kg harina de media fuerza (220 W)
- 200 gr masa madre 100% hidratación
- 285 gr agua
-285 gr leche
- 25 gr azúcar
- 20 gr leche en polvo
- 20 gr sal
- 15 gr levadura fresca
- 60 gr aceite oliva suave


Preparación:

1. Introducimos en la cubeta el agua, leche, azúcar, sal, leche en polvo, masa madre..




y harina



Amasamos durante 10 minutos aproximadamente hasta formar una masa homogenea.





Pasado el tiempo añadimos la levadura desmenuzada y seguimos amasando hasta que quede totalmente integrada.


Por ultimo incorporamos el aceite, deberemos hacerlo poco a poco para que la masa pueda absorberlo bien. Añadiremos un chorrito fino y hasta que la masa no lo la haya absorbido totalmente no añadiremos mas, de no ser asi la masa quedará encharcada y le será imposible poder absorber el aceite, provocando además un sobrecalentamiento en la masa.


2. Cuando se haya absorbido todo el aceite, deberemos haber obtenido una masa elastica, a la cual le cueste romperse cuando la estiramos y comprobaremos que la masa haya formado la maya glutinica necesaria para que en el proceso de  fermentación pueda retener todo el gas producido por las levaduras y por consiguiente aumentar de volumen.


3. Vertemos la masa en un bol engrasado con aceite, tapamos para que no se reseque la superficie y dejamos en un lugar libre de corrientes de aire hasta que doble su volumen. El tiempo es relativo ya que irá en función de la temperatura ambiente del momento.



4. Una vez la masa haya doblado su volumen, la volcamos sobre la superficie de trabajo y la desgasificamos.


Dividimos en porciones de 100 gr


Preformamos las piezas dándoles un ligero boleado y las dejamos reposar durante 15 minutos aproximadamente tapadas con un "couche"de lino o en su defecto un paño, para que la masa pierda tenacidad y sea mas fácil darles la forma final.




Pasado el tiempo de reposo vamos cogiendo pieza por pieza y vamos dandoles la forma típica del pan de viena.

El procedimiento es el siguiente:

Cogemos una pieza y a la vez que vamos aplastandola, vamos estirandola






Cuando ya lo tenemos estirado, colocamos el dedo pulgar en el centro de un extremo y cerramos como un libro.



Os pongo este video para que podais ver el proceso completo ya que con fotos es un poco dificil de explicar para que se entienda bien.






Esta es la forma final


5. Espolvoreamos el couche con harina y vamos colocando las piezas dejando la parte bonita apoyada sobre la tela, para que a la hora de darles la vuelta y ponerlos en la bandeja para hornear en su superficie quede la cantidad justa de harina.



Las tapamos y dejamos fermentar hasta de doblen su volumen.



6. Precalentamos el hormo a 200ºC.
Mientras tanto vamos cogiendo las piezas, les damos la vuelta y las vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.






Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos con la funcion solo aire durante 15 minutos aproximadamente.



Pasado el tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Ideales para desayunos y meriendas, quedan super tiernos y esponjosos.


 Se pueden congelar he ir sacandolos segun la necesidad.



                                Bon appétit!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...